Veterano en Asilo de VA (Administración de Veteranos) en Florida del Sur Muere por Coronavirus

El sábado, funcionarios estatales confirmaron que un militar veterano que contrajo coronavirus a mediados de marzo en un asilo de VA Florida en Pembroke Pines murió.

Según el Departamento de Asuntos de Veteranos, el veterano fallecido, que no fue identificado, era uno de los dos hombres que vivían en el asilo para veteranos en Pembroke Pines que fueron hospitalizados el mes pasado luego de supuestamente dar positivo a coronavirus.

A los dos residentes del Asilo para Veteranos Estatales Alexander Nininger se les hicieron pruebas luego de que mostraron señales de una fiebre leve, de acuerdo a los funcionarios. Han sido los únicos veteranos en los siete asilos y centros de atención domiciliaria que han contraído la enfermedad desde el brote de coronavirus en Florida el mes pasado.

Con más resultados de pruebas de coronavirus presentándose, el número de casos confirmados de COVID-19 entre los veteranos en el Hospital VA de Miami tiene más del doble hasta el sábado, según registros del Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos. Uno de esos veteranos, un hombre de más de 90 años, murió la semana pasada, de acuerdo a funcionarios de VA Miami.

Los registros muestran que cerca de la mitad de esos pacientes están siendo tratados en el hospital VA del centro de Miami, y la otra mitad están en casa en cuarentena.

Ahora el Hospital VA de Miami supera a las instalaciones de VA en Orlando, con 34 pacientes positivos a COVID-19, representando la mayoría de infecciones por coronavirus en Florida.

En todo el estado, 104 veteranos han dado positivo a la enfermedad viral en hospitales federales de VA hasta el sábado, más del 30 por ciento esta semana pasada.

Sin embargo, esa cifra representa menos del 1 por ciento del total de casos confirmados de COVID en el estado, de acuerdo a registros del Departamento de Salud de Florida. Hasta el martes, había habido 13,629 resultados positivos de las pruebas y 254 muertes en Florida por la altamente contagiosa enfermedad respiratoria.

El hospital Va de Miami con 372 camas, que da servicio a 58,000 veteranos en los condados Miami-Dade, Broward y Monroe, también tuvo cuatro miembros del personal que dieron positivo a la infección viral, y estos cuatro empleados se encuentran en aislamiento, según el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados. Unidos.

El hospital VA de Miami estaba entre docenas de instalaciones para veteranos a través del país recientemente citados por un inspector general federal por no mantener el equipo y los suministros adecuados, incluidas las máscaras N95 que son esenciales para los trabajadores de la salud. La realidad es que los hospitales dentro y fuera del sistema VA están reportando escasez de máscaras N95, así como de máscaras quirúrgicas tradicionales.

El lunes, funcionarios de VA Miami comenzaron a requerir a sus empleados el uso y reúso de máscaras quirúrgicas por una semana, a menos que estén tratando a pacientes con COVID-19, o que sus máscaras se ensucien. En esos casos, pueden solicitar a sus supervisores el reemplazo de la máscara.

¨Se espera que estas máscaras se usen por una semana a la vez, el mayor tiempo posible¨, Kalautie JangDhari, directora del Sistema de Salud de VA de Miami instruyó al personal en un correo electrónico el domingo, que se actualizó con el mismo mensaje el miércoles. ¨Las máscaras pueden quitarse al comer o beber, pero deben volverse a poner inmediatamente después¨.

A pesar de la nueva política, los trabajadores de la salud de VA Miami afirman que las máscaras quirúrgicas no son tan gruesas ni efectivas como las máscaras N95, de las cuales se encontró que había escasez en el hospital durante una visita de inspectores federales el mes pasado.

Por desgracia, los asilos tienen habitualmente escasez de personal. Con la pandemia del nuevo coronavirus, la escasez de personal está inclusive peor. Sin embargo, los hogares para ancianos y centros de vida asistida son conocidos por mantener a la proporción de residentes alta, y el número de empleados bajo, en un esfuerzo por aumentar las ganancias. Estas instalaciones son notables por colocar las ganancias por encima de las personas, lo que podría finalmente ocasionar lesiones graves y la muerte.

El personal en asilos y centros de vida asistida no siempre está capacitado adecuadamente en medidas para el control de infecciones, lo que significa que con frecuencia desconocen las políticas y procedimientos para evitar una infección. Se ha documentado que los hogares de ancianos en Florida han tenido problemas con el control de infecciones. Ha habido repetidos ejemplos de trabajadores que no se lavan las manos al estar en contacto con pacientes.

El CDC (Centro de Control de Enfermedades) publicó nuevos reglamentos sobre cómo evitar la propagación de COVID-19 en asilos y centros de vida asistida, que incluyen:

  • Implementar políticas de detección de síntomas
  • Restringir a los visitantes y personal no esencial
  • Evaluación activa del personal de atención médica, incluida la documentación de síntomas y de temperatura
  • Capacitar al personal sobre control de infecciones
  • Restringir la movilidad de los residentes y las actividades grupales

Aunque ciertamente esta es una época de crisis y incertidumbre, los miembros mayores de nuestra comunidad tienen derecho a ser protegidos. Si un familiar o ser querido contrajo una infección grave, incluyendo COVID-19, en un asilo o centro de vida asistida, nuestros Abogados de Negligencia y Abuso en Hogares para Ancianos en Florida de WHittel & Melton están para ayudar. En este tiempo, podemos entrevistarnos con usted de manera remota o hablar sobre su caso por teléfono, y estaremos complacidos de responder a cualquier pregunta que usted tenga.

 

Contact Information