Impactante Llamada Anónima Lleva a 17 Cuerpos Encontrados en Asilo | Abogado de Negligencia y Homicidio Culposo en Florida de Whittel & Melton

La noche del sábado hubo una llamada relacionada con bolsas para cadáveres, y el lunes, la policía recibió una llamada anónima sobre un cuerpo almacenado en un cobertizo afuera de uno de los asilos estatales más grandes.

Cuando llegó la policía, los cuerpos habían sido sacados del cobertizo, entonces descubrieron 17 cuerpos apilados dentro del hogar para ancianos en una pequeña morgue, destinada a albergar no más de 4 cadáveres.

Los oficiales informaron que los 17 cuerpos encontrados estaban entre las 68 muertes recientes vinculadas con el centro de atención a largo plazo, Andover Subacute and Rehabilitation Center I y II, incluyendo dos enfermeras. De las personas fallecidas, 26 habían dado positivo al virus.

En lo que respecta a los demás, la causa de la muerte se desconoce.

De los pacientes que permanecen en los asilos, albergadas en dos edificios, 76 han dado positivo al virus; 41 empleados, incluyendo un administrador, están enfermos de COVID-19, según los registros de salud del condado compartidos el miércoles con un funcionario federal.

Este hogar para ancianos ciertamente no está solo. El coronavirus ha matado a miles de residentes en centros con problemas de falta de personal, cada vez más pacientes, con una falta de equipo personal protector.

Andover Subacute cuenta con camas para 700 pacientes y los registros indican que es el centro más grande autorizado por el estado.

Aun antes de la pandemia, el asilo ya tenía problemas. El centro de rehabilitación Andover Subacute and Rehabilitation II recientemente obtuvo una calificación de una estrella por ¨estar muy por debajo del promedio¨ por parte de Medicare en niveles del personal, inspecciones y atención a los pacientes.

Los reportes indican que el asilo está abrumado por el número de muertos y solicitó apoyo a la oficina del gobernador para detener la propagación del coronavirus.

Según la portavoz Danielson, el Departamento de Salud estatal envió dos cargamentos conteniendo 3,200 máscaras quirúrgicas, 1,400 máscaras N95 y 10,000 guantes a los hogares para ancianos.

El asilo informó a los funcionarios de salud locales que están hospedando a seis pacientes enfermos en alas o pisos separados en sus instalaciones, dijo Danielson. Y los residentes locales han estado reuniendo suministros para donar al hogar para ancianos.

La mayoría de asilos estatales ha reportado al menos un caso de coronavirus, que hasta el miércoles había infectado a 6,815 pacientes de centros de atención a largo plazo en New Jersey. Al menos 45 de las 351 muertes relacionadas al coronavirus anunciadas el miércoles eran residentes de centros de atención a largo plazo.

Trece de los cuerpos descubiertos el lunes en el centro Andover fueron trasladados a un camión refrigerador afuera de un hospital en el vecino Newton. Una casa funeraria hizo arreglos para recoger a los otros cuatro.

El número de muertos por coronavirus en asilos está aumentando día con día. Debido al hecho de que los adultos mayores y las personas con condiciones subyacentes son más vulnerables al virus, los asilos y los centros de vida asistida para ancianos deben seguir los protocolos de control de infecciones, así como los lineamientos establecidos por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Cuando un asilo o centro de vida asistida incumple con esta obligación durante una pandemia, puede surgir una demanda por negligencia en un hogar para ancianos.

Una pandemia no es motivo para dejar de lado las medidas de seguridad y protección, especialmente entre las personas mayores y quienes tienen sistemas inmunes comprometidos, que se encuentran entre la población más en riesgo de contraer el coronavirus mortal. En tanto, los hogares para ancianos a través de Estados Unidos no han tomado acciones rápidas para proteger a sus empleados y residentes durante el brote de COVID-19 y pueden ser señalados responsables de su negligencia.

Debido a que los asilos no aislaron ciertas áreas, muchos residentes ancianos y enfermos rápidamente contrajeron el coronavirus y contagiaron la enfermedad a otros en sus asilos. En la mayoría de estos casos, la propagación de la enfermedad pudo haber sido evitada con normas de sentido común, como el distanciamiento social, lavado frecuente de manos, y el uso de máscaras faciales.

Tristemente, muchos residentes en asilos estuvieron en contacto con el COVID-19. Nuestros Abogados de Negligencia y Abuso en Hogares para Ancianos de Whittel & Melton saben que esto no hubiera pasado si los asilos hubieran seguido los lineamientos adecuados en la pandemia.

Si un miembro de su familia se enfermara o muriera por coronavirus estando al cuidado de un hogar para ancianos, nosotros podemos ayudarle a entender sus derechos durante esta difícil época. Responderemos a todas sus preguntas y construiremos una demanda por lesiones u homicidio culposo por coronavirus que podría obtener para usted y sus familiares la compensación financiera que merecen. Durante esta pandemia, estamos todavía trabajando las veinticuatro horas, así usted puede contactarnos a cualquier hora para recibir una consulta completamente gratuita. Nosotros practicamos el distanciamiento social, así que estaremos complacidos de hablar con usted por teléfono o a través de nuestros servicios gratuitos de videoconferencia.

Contact Information