Asilo en Washington Enfrenta Multa Por $611,000 Por Fallas en la Seguridad en Brote de Coronavirus | Whittel & Melton

Un hogar para ancianos del estado en Washington que tuvo al menos 37 muertes por Covid-19, enfrenta una multa por más de $611,000, de acuerdo a inspectores federales.

El centro también podría perder los fondos de Medicare y Medicaid si no corrige una multitud de deficiencias que llevaron el primer brote mayor del nuevo coronavirus en el país.

El miércoles, en una carta al Life Care Center de Kirkland, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) informaron que el asilo no reportó un brote de enfermedades respiratorias a las autoridades locales durante dos semanas, como lo exige la ley, dieron una atención inadecuada a sus residentes durante el brote y no proporcionaron servicios médicos de emergencia de 24 horas.

Los inspectores declararon que si el asilo al noreste de Seattle ¨no corrige todas las deficiencias y regresa al cumplimiento total para el 16 de septiembre de 2020, entonces el CMS rescindirá su participación en el programa Medicare/Medicaid¨.

Hasta la tarde del jueves, Life Care no había respondido a una solicitud de comentarios sobre los hallazgos de la inspección y las multas. La compañía tiene el derecho de apelar. Los inspectores impusieron una multa civil de $13,585 por día por las supuestas deficiencias que datan desde el 12 de febrero, cerca del momento en que se cree que el brote se extendió continuando hasta el 27 de marzo. Afirmaron que la multa podría ser elevada, o disminuida, dependiendo del cumplimiento del centro con su plan de corrección.

Además de perder sus pagos federales por los programas de Medicare y Medicaid, el centro también podría perder su Programa de Evaluación de Competencias y Capacitación de Auxiliares de Enfermería y perderá el pago federal por los pacientes admitidos del 21 al 27 de marzo.

Los oficiales indicaron que 129 residentes, personal y visitantes fueron infectados por el coronavirus, que causa síntomas desde leves a moderados en la mayoría de las personas, pero puede resultar fatal para los enfermos y ancianos. A partir del 23 de marzo, 37 personas relacionadas con el centro Life Care han fallecido.

En cifras actualizadas el 1º de abril, el condado informó que un total de 2,496 personas dieron positivo al Covid-19 y 164 personas han muerto por enfermedad del Covid-19.

En un resumen de sus hallazgos emitido el mes pasado, el CMS indicó que los inspectores encontraron que Life Care no notificó inmediatamente a las autoridades regionales que tenía un brote de infecciones respiratorias, y continuó admitiendo a nuevos pacientes, y llevó a cabo eventos como la fiesta de Mardi Gras para docenas de residentes e invitados.

El Condado King informó que recibió la notificación de un incremento de enfermedades respiratorias en el asilo hasta el 27 de febrero. Life Care aseguró que también dejó un mensaje de voz a los oficiales del condado un día antes. La ley estatal y los reglamentos del condado exigieron a Life Care que reportara cualquier sospecha de brote de gripe dentro de las siguientes 24 horas.

La región de Seattle fue el lugar donde se confirmó primero el primer caso de coronavirus en Estados Unidos. Las autoridades informaron que el 21 de enero un hombre de 35 años en el Condado Snohomish, que colinda con el Condado King, dio positivo luego de viajar desde la región de Wuhan en China, donde se cree que se originó el virus. El hombre desde entonces se recuperó.

Los administradores del centro llevaron a cabo reuniones para el aseguramiento de la calidad en enero 27 y febrero 19, luego de que el virus ya había sido detectado en el condado vecino.

El director del asilo, que llegó al lugar desde enero, señaló esto a los inspectores de CMS: ¨Normalmente si hay preocupaciones sobre el control de una infección, se discuten en una reunión de QAPI (aseguramiento de la calidad y mejora del desempeño)¨.

CMS afirmó que las preocupaciones sobre la infección no se mencionaron en ninguna reunión, incluyendo la de febrero, que se llevó a cabo después de que según Life Care puso avisos alertando a los visitantes sobre el brote de una enfermedad respiratoria que el personal pensó que era gripe.

¨Una revisión adicional de las actas de la reunión mensual de QAPI el 19 de febrero de 2020, en el apartado de enfermería, reveló: no hubo reportes de preocupaciones por infección en el centro¨, indicó el informe de CMS.

El director médico del asilo, que no fue identificado, no asistió a ninguna de las reuniones, según informa el reporte. La enfermera de ¨Prevención de Infecciones¨ de Life Care asistió a la reunión de enero, pero no asistió a la de febrero.

El director ejecutivo y dos miembros no identificados del personal administrativo dijeron que ¨había un gran caos¨ dentro de Life Care, mientras los pacientes y docenas de miembros del personal caían enfermos en febrero y marzo. Los expedientes de los pacientes estaban incompletos. Los miembros del personal estaban enfermos y no podían atender a los residentes, según comunicaron a los inspectores.

¨Estábamos clasificando a los residentes, mientras los residentes se seguían enfermando, así que no habría mucha documentación¨, informó a los inspectores de CMS un oficial del asilo no identificado en el reporte.

CMS indicó que el lugar ¨no tenía sistemas efectivos para evitar la infección o responder a ella. Los oficiales de Life Care no notificaron a las autoridades de atención a la salud del brote sino hasta el 26 de febrero y no contaban con un médico de emergencia las 24 horas ni capacitaron al personal para responder al brote.

Los inspectores dijeron que al centro le faltaba un ¨plan médico de acción claro¨, lo que provocó una ¨falla sistémica¨.

Casi un mes después del brote, el 7 de marzo, los inspectores afirmaron que dos asistentes de enfermería, un hombre que había trabajado en Life Care durante 15 años y una mujer que había estado ahí por cuatro años, dijeron que no habían sido capacitados adecuadamente para higienizar los artículos con toallitas desinfectantes.

Así mismo ese día, los inspectores detectaron a un miembro del personal de la lavandería entregando ropa a los residentes en múltiples habitaciones sin cambiarse ella de ropa, guantes y otro equipo protector, a pesar de los letreros de alerta de que los pacientes podrían haber sido contagiosos.

Guía de CMS para Limitar la Trasmisión de COVID-19 en Asilos

CMS publicó una guía etiquetada como QSO-20-14-NH para responder a la amenaza planteada por COVID-19.

Para TODOS los centros en el país: Las instalaciones deben restringir la entrada de todos los visitantes y personal de atención a la salud no esencia, con excepción de determinadas situaciones de atención compasiva, como en una situación de vida terminal. En esos casos, los visitantes serán limitados a solamente una habitación específica. Se espera que los centros notifiquen a los potenciales visitantes que difieran su visita hasta nuevo aviso (a través de señalización, llamadas, cartas, etc.).

NOTA: Si un estado implementa acciones que excedan los requerimientos de CMS, como una prohibición de todas las visitas a través de una orden ejecutiva del gobernador, un centro no estaría en incumplimiento de los requisitos de CMS. En este caso, los inspectores todavía podrían ingresar a las instalaciones, pero no se les citaría por incumplimiento de los requisitos de visitas.

Para las personas que ingresan por situaciones de compasión, (por ejemplo, atención a vida terminal), los centros deben requerir a los visitantes el lavado de manos y el uso de Equipo Protector Personal (PPE), como máscaras faciales. Las decisiones sobre las visitas durante una situación de vida terminal deben tomarse en una base de caso por caso, lo que debe incluir una evaluación cuidadosa del visitante, (incluyendo sacerdotes, consejeros de duelo, etc.) para detectar fiebre o síntomas respiratorios. A las personas con síntomas de una infección respiratoria (fiebre, tos, dificultad para respirar, o dolor de garganta) no debe permitírseles ingresar a las instalaciones en ningún momento (inclusive en situaciones de vida terminal). Los visitantes permitidos, deben usar máscara facial mientras estén en el edificio y restringir su visita a la habitación del residente o cualquier otro lugar designado por el centro. También debe recordárseles el lavado frecuente de manos.

Los Asilos Aún Están Obligados a Atender las Necesidades de los Residentes Durante una Pandemia Global

El coronavirus es una condición muy seria que puede ser fatal para los residentes mayores en asilos y centros de vida asistida. El CMS está trabajando duro para proporcionar la orientación que necesitan los hogares para ancianos para proteger a sus residentes. Este no es el momento para que los asilos pongan las ganancias por encima de las personas. En lugar de eso, los hogares para ancianos deben redoblar esfuerzos y proteger a los ancianos a su cuidado y poner su seguridad como una prioridad principal.

Si tiene un ser querido en un asilo o centro de vida asistida que usted piensa que está violando o ha violado los lineamientos de CMS y está poniendo en peligro a su ser querido, nuestros Abogados de Negligencia en Hogares para Ancianos en Florida de Whittel & Melton pueden investigar de inmediato.

La amenaza del coronavirus en los hogares de ancianos en Florida es un problema muy serio, y es por ello que los asilos deben dar los pasos para proteger a sus residentes. Si su familiar ha resultado gravemente lesionado en un hogar para ancianos por cualquier motivo, especialmente por el coronavirus, permítanos ayudarle. Estamos disponibles ya por teléfono o a través de una videoconferencia para responder a cualquiera de sus preguntas.

Contact Information